miércoles, 20 de febrero de 2013

Capuchinos del género Sporophila en Uruguay.

 Existen ocho especies registradas de “capuchinos” para Uruguay, una de las cuales se halla actualmente en estudio y revisión taxonómica.  Con este nombre se conocen en nuestro país, pájaros  del género Sporophila, con una serie de características distintivas en la coloración y morfología. Son aves de tonos rojizos, canela o grises con diseños bien definidos que permiten su identificación. Poseen un marcado dimorfismo sexual, teniendo las hembras tonos canela uniformes. 
Son integrantes de la familia Emberizidae, de alimentación básicamente granívora (de hecho su nombre genérico hace referencia a esto) y de hábitos migratorios. Todas las especies conocidas para nuestro país vuelan largas distancias desde zonas tropicales (Brasil, Paraguay, Bolivia y algunas desde Centro-América) a reproducirse en verano en zonas más meridionales de América del Sur, incluyendo Uruguay. 
Es importante destacar que cinco de las especies registradas para Uruguay se hallan con problemas de conservación a nivel mundial. La principal causa de reducción de las poblaciones de estos pájaros es la eliminación de sus hábitats y sitios de reproducción.

Estas aves viven en ambientes de pastizal, con gramíneas altas.  Estos ambientes se hallan en franca disminución, debido fundamentalmente a su sustitución por cultivos cerealeros o forestales o por tierras ganaderas mediante la quema o la desecación y canalización pues generalmente se trata de ambientes inundables en ciertas épocas del año.

Además, se trata de aves pequeñas, muy coloridas y que emiten cantos agradables para quien las escucha. Esto se ha transformado en motivo de codicia para traficantes de fauna que los capturan y comercializan  ilegalmente como pájaro de jaula, llevando a la disminución de sus poblaciones.

     
Sporophila palustris (EN PELIGRO), S. cinnamomea (VULNERABLE) y  S. hypochroma (CASI AMENAZADO) respectivamente, son tres de las especies que actualmente sufren problemas de conservación a nivel mundial y que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha ubicado en sus listados.

Se trata también de un grupo de interés científico, pues poco más se conoce acerca de sus costumbres reproductivas, sus hábitos alimenticios o sus requerimientos de hábitats y todo el grupo se halla actualmente en estudio, debido básicamente a la cercanía genética entre las especies.

Si bien existen actualmente diversos programas de cría en cautiverio para recuperar las especies con peligro crítico de extinción, se considera que una de las medidas más efectivas para lograr la conservación de las poblaciones de todo este grupo de especies, es la creación de áreas de reserva extensas en humedales donde se reproducen y la conservación de corredores biológicos con ambientes de pastizales altos que permitan un buen intercambio de componentes en sus ecosistemas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario